Marketing Transaccional

Marketing Transaccional

¡Hola lectores! ¿Cómo han estado? Ya estamos en ombligo de semana. Y el clima está perfecto para que se pongan a leer los mejores blogs con su cafecito con pan. Obvio los de 360° MARKET. Donde también puedes encontrar una agencia redes sociales puebla.

Y sobre todo un buen diseño de marcas en puebla.

Porque para que tú marca pueda funcionar, siempre es necesario un buen diseño de marcas en puebla.

El diseño de marcas en puebla es la clave.

Así que si todavía no cuentas con tu agencia redes sociales puebla para encargarse del diseño de marcas en puebla.

Pero antes, corre por tu taza de café con leche porque vamos a empezar con el chisme.

¿Cómo has estado lector? ¿Qué te han parecido los últimos blogs? ¡Ahora sin duda ya estás listo para saber qué tipo de marketing es el ideal para tu marca!

¿Ya tienen algún favorito?

Recuerda que una agencia redes sociales puebla puede ayudarte en todo tu proceso en el mundo del marketing, sobre todo con el diseño de marcas en puebla.

Las buenas agencia redes sociales puebla son aquellas que puedes encontrar en 360° MARKET.

Ahí estará el diseño de marcas en puebla que necesitas.

Este es un punto muy importante que debes tomar en cuenta, pues una agencia redes sociales puebla es la mejor estrategia para utilizar.

Y se debe empezar correctamente con el diseño de marcas en puebla.

Si tienes dudas de cómo hacer páginas web, tu diseño de marcas en puebla o una buena estrategia, ahí es donde entra la agencia redes sociales puebla.

No olvides que en 360° MARKET puedes encontrar una agencia redes sociales puebla la cual te va a ayudar en todo el proceso y sobre todo con un buen marketing.

La clave de todo empieza una agencia redes sociales puebla.

Ya lo sabes.

Y todo lo puedes encontrar en 360° MARKET. ¿Qué más quieres?

El día de hoy, seguimos con nuestro hilo de tipos de marketing.

Porque aún no hemos terminado, tenemos para rato, yo se los dije.

El día de hoy vamos a ver:

Marketing transaccional

¿Qué es el Marketing Transaccional?

El Marketing transaccional es un tipo de marketing que busca satisfacer a los consumidores y alcanzar los objetivos de un negocio a través de un sistema de intercambio, o de transacción, de bienes o de servicios.

En lugar de buscar la forja de un lazo entre consumidor y firma, su prioridad es ir directamente a por la venta, ensalzar las bondades de aquel servicio o producto que desea vender para obtener el beneficio rápido.

Es algo que, sobre todo, se emplea para captar a clientes y que trabaja con el corto plazo en mente.

Su orientación gira siempre en torno al producto en lugar del consumidor o el mercado, dirigiéndolo siempre a las masas para captar la atención de aquellos que puedan estar interesados.

Puede traer buenos resultados, pero plantea conflictos entre competidores y además deja en un segundo plano el servicio al cliente.

Su contrapartida es el marketing relacional, cuya meta es bastante diferente y que parte de una filosofía totalmente opuesta.

El transaccional prefiere remarcar las ventajas de lo que se vende para llamar la atención del consumidor y hacer que compre; no persigue la fidelización, solo se centra en la compra.

El rendimiento de esta metodología puede ser bastante elevado, pero en un plazo de tiempo reducido.

La mayoría de firmas apuesta a día de hoy por el marketing de relaciones, ya que contar con clientes fieles es la mayor garantía de conseguir un flujo de ingresos constante y duradero, siempre con la opción de crecer.

El marketing de transaccional difiere de otras formas de marketing en que reconoce el valor a largo plazo de las relaciones con los clientes y extiende la comunicación más allá de la publicidad intrusiva y los mensajes promocionales de ventas.

Con el crecimiento de Internet y las plataformas móviles, el marketing de relaciones ha seguido evolucionando a medida que la tecnología abre más canales de comunicación colaborativa y social.

Esto incluye herramientas para gestionar las relaciones con los clientes que van más allá de los datos demográficos y de servicio al cliente.

El Marketing Transaccional se extiende para incluir los esfuerzos de marketing entrantes, (una combinación de optimización de búsqueda y contenido estratégico), relaciones públicas, medios sociales y desarrollo de aplicaciones.

El Marketing Transaccional también ha sido fuertemente influenciado por la reingeniería.

Según la teoría de la reingeniería (de proceso), las organizaciones deben estructurarse de acuerdo con las tareas y los procesos completos en lugar de las funciones.

Es decir, los equipos interfuncionales deben ser responsables de todo un proceso, desde el principio hasta el final, en lugar de que el trabajo pase de un departamento funcional a otro.

Se dice que el Marketing Transaccional utiliza el enfoque de departamento funcional (o «silo»).

El legado de esto todavía se puede ver en las cuatro tradicionales Ps de la mezcla de marketing. Precios, gestión de productos, promoción y colocación.

El enfoque de la mezcla de marketing es demasiado limitado para proporcionar un marco utilizable para evaluar y desarrollar las relaciones con los clientes en muchas industrias y debe ser reemplazado por el modelo alternativo de marketing de relación donde el enfoque se centra en los clientes, las relaciones y la interacción con el tiempo, en lugar de mercados y productos.

En contraste, el Marketing Transaccional es el marketing multifuncional.

Está organizado en torno a procesos que involucran a todos los aspectos de la organización.

De hecho, algunos comentaristas prefieren llamar marketing de relaciones «gestión de relaciones» en el reconocimiento del hecho de que implica mucho más de lo que normalmente se incluye en la comercialización.

Debido a su amplio alcance, el Marketing Transaccional puede ser eficaz en muchos contextos. Además de ser relevante para los negocios «con fines de lucro», la investigación indica que el marketing de relaciones puede ser útil para las organizaciones del sector voluntario y también del sector público.

Características del marketing transaccional

Este tipo de marketing resalta por hacer énfasis en el incremento de las ventas de un producto y, por lo tanto, no está dentro de sus prioridades establecer una relación a largo plazo con los consumidores.

El marketing transaccional se caracteriza por:

  1. Llamar la atención de los clientes al mostrarle los beneficios que ofrece su producto o servicio, para lograr que este termine comprándolo.
  2. No busca establecer relaciones con el cliente, ni alcanzar su fidelidad.
  3. Se basa en la sorpresa, causando así un impacto inmediato, sin necesidad de alcanzar la permanencia.
  4. Su objetivo primordial es llevar a cabo la transacción económica.

¿Para qué sirve el Marketing Transaccional?

El marketing transaccional sirve para que una gran porción del público capte las bondades de un servicio y/o producto y acaben recurriendo a él, convirtiéndose en clientes de la firma en cuestión.

Como hemos indicado, su finalidad no es la fidelización, sino la venta.

No importa que el consumidor compre una vez y deje de recurrir a la marca, ya que la experiencia del usuario y la atención no son sus prioridades.

Ayuda a conseguir un alto volumen de ventas en poco tiempo, pero no garantiza una estabilidad a largo plazo.

Es una estrategia más de impacto que de permanencia.

¿Cómo usarlo en Marketing Digital?

Hay tres características del Marketing Transaccional que lo hacen fundamental a la hora de crear nuestras estrategias de Marketing Digital.

Estas son la orientación al producto, la llamada a la acción de sus mensajes y la masividad del internet.

Teniendo en cuenta estas características y, con algo de ayuda de la lectura de cookies en buscadores, podemos crear mensajes masivos y piezas de comunicación para diferentes nichos de mercado con tan solo tres pasos.

  1. Define el producto y su público

Lo primero es elegir cuál es el producto al que le quieres generar mayores ventas y, por tanto, definir las condiciones de promoción para lograrlo.

Estas condiciones se pueden definir al tener en cuenta si es un producto de baja rotación o una novedad que tu marca está lanzando.

La elección del producto a vender, lleva implícitamente el esclarecimiento del público objetivo. Esto es porque todos los productos, al ser creados, tienen por objetivo cubrir una necesidad a una persona en específico.

Por tanto, cuando eliges el producto a vender ya sabes para qué tipo de público fue creado, y ese será tu Target.

  1. Crear el mensaje de venta principal

Como te lo contamos, el Marketing Transaccional enfoca su mensaje en dar urgencia a la compra. Es importante crear el mensaje principal a comunicar, teniendo en cuenta el producto y el público objetivo.

Por ejemplo, si sabes que necesitas comunicar un descuento del 50%, tu mensaje se enfocará allí y con palabras adecuadas para el Target.

Ese mensaje principal debe ser acompañado por una llamada a la acción que influya en el comprador.

“Compra ahora”, “Apresúrate, es por poco tiempo”, son algunos tipos de mensajes que puedes usar.

  1. Implementación

Luego de crear el mensaje principal, definirás los medios adecuados para comunicarlo de manera masiva. En esta parte es muy importante la definición del público objetivo, ya que de allí se elegirá la plataforma digital adecuada.

Es decir, elegirás entre redes sociales o buscadores y, en ellos, las piezas en las cuáles enseñarás tu mensaje.

Marketing relacional vs marketing transaccional:

¿Por qué elegir?

La mayoría de las empresas utilizan una mezcla de marketing relacional y transaccional: el vendedor intenta construir una relación con cada cliente al mismo tiempo que trata de cerrar la venta.

Es importante conocer al cliente y comunicarse con él de manera eficaz y, para ello, se necesita un conocimiento sobre sus necesidades, expectativas, intereses, gustos y hábitos.

Lograr toda esta información y transformarla en inteligencia de negocio para sustentar una estrategia de comercialización no es un trabajo limitado al Departamento Comercial.

Esta labor requiere de la intervención de la empresa a todos los niveles, como dictan los principios del marketing relacional.

Sólo así es posible adquirir una visión integral de cada cliente, cada usuario… pero también de cada proveedor cada distribuidor, cada socio o cada empleado.

El complemento perfecto de este saber hacer es la definición de objetivos que ayude a cada persona a conocer cuál es su aportación a la misión de la compañía.

En el caso del vendedor, alcanzar determinado número de ventas cerradas al mes y en el de los empleados del servicio de atención al cliente, por ejemplo, resolver todas las cuestiones en el menor plazo de tiempo posible y atender un mínimo de llamadas telefónicas o requerimientos online diarios.

Ejemplos de Marketing Transaccional

Como ejemplo de marketing transaccional podemos pensar en la venta de un refresco.

La compañía lo promociona como el más refrescante y sabroso para conseguir las ventas, pero no se esfuerza en forjar una conexión con los consumidores.

Aplicando este concepto a nuestra agencia, podríamos usar como ejemplo una campaña centrada en vender una aplicación elaborada mediante nuestro servicio de desarrollo de apps.

Promoviéndola como la mejor del mercado, podríamos venderla a consumidores que pagarían por ella; pero no nos centraríamos en promover nuestro servicio ni en hacer que se quedaran con nosotros para recurrir a lo que hacemos en el futuro.

Una venta puntual, sin un cliente fiel.

¿Necesitas ayuda con el Marketing Transaccional?

Busca ahora tu agencia de redes sociales puebla en 360° MARKET.

 

No Comments

Post A Comment