Marketing Estratégico

Marketing Estratégico

¡Hola lectores! ¿Cómo han estado? ¿Listos para seguir al cien con nuestros perfectos temas de diseño de marcas en puebla, páginas web en puebla y no podemos dejar de lado el marketing digital en puebla?

Así que espero que ya estén al cien, pero antes.

Vamos a echar el chisme que hace tiempo necesitamos.

Cuentéenme. ¿Ya regresaron a su oficina tóxica?

Aquí entre nos, no me parece que la nueva normalidad sea precisamente lo que nos ayude, principalmente porque estamos en el punto más altos de contagios.

Siento que la re-activación fue más necesaria para la economía, que por ver por la salud de los mexicanos.

Si tú estás en otro país dime ¿cómo lo están manejando? ¿Siguen en cuarentena?

Yo digo que es lo más viable, aunque igual entiendo que la economía no es lo mismo para todos los países.

Pero bueno, aún con todo esto no debemos olvidar que con todo lo que está pasando lo mejor es estar en el mundo digital.

Así que si tu marca aún no tiene diseño de marcas en puebla es el momento de pensar en eso.

Un diseño de marcas en puebla es lo que va a diferenciar a tu marca de la competencia.

Sobre todo si es un buen diseño de marcas en puebla complementado con páginas web en puebla.

El diseño de marcas en puebla es aquello que se debe definir desde el principio de tu marca.

Un diseño de marcas en puebla es lo que nos va a brindar identidad.

Así que empieza ya tu diseño de marcas en puebla y olvídate de que tu competencia quiera quitarte el brillo que mereces.

Pero en todo esto, no olvides que debes tener páginas web en puebla.

Y páginas web en puebla con un posicionamiento.

Las páginas web en puebla pueden contar con posicionalmente SEO o SEM, dependiendo que objetivo sea el que quieras lograr.

Así que siempre atento, pues tu estrategia de marketing digital en puebla.

Y todo esto puede ser logrado con una buena agencia que puedes encontrar en 360° MARKET.

Y ahora si vamos entrando en materia, porque nuestro hilo de marketing aún no ha terminado.

Les dije que esto nos iba a durar buen tiempo.

El día de hoy vamos a ver:

Marketing Estratégico

Cuando hablamos de marketing, es fundamental distinguir entre dos conceptos: el marketing estratégico y el marketing operativo.

Ambos son complementarios y fundamentales para alcanzar nuestros objetivos, pero a menudo el primero se descuida o es menos visible.

Por eso, vamos a ver en qué consiste exactamente el marketing estratégico, cuáles son sus beneficios y algunos ejemplos de estrategias de marketing.

¿Qué es el marketing estratégico?

Una de las características más útiles e importantes del marketing consiste en poder planificar, con bastante garantía de éxito, el futuro de nuestra empresa.

Basándonos para ello en las respuestas que ofrezcamos a las demandas del mercado, ya hemos dicho que el entorno en el que nos posicionamos cambia y evoluciona constantemente.

El éxito de nuestra empresa dependerá, en gran parte, de nuestra capacidad de adaptación y anticipación a estos cambios.

Debemos ser capaces de comprender en qué medida y de qué forma los cambios futuros que experimentará el mercado afectarán a nuestra empresa y de establecer las estrategias más adecuadas para aprovecharlos al máximo en nuestro beneficio.

Por tanto, el marketing estratégico busca conocer las necesidades actuales y futuras de nuestros clientes, localizar nuevos nichos de mercado, identificar segmentos de mercado potenciales, valorar el potencial e interés de esos mercados.

Orientar a la empresa en busca de esas oportunidades y diseñar un plan de actuación u hoja de ruta que consiga los objetivos buscados.

En este sentido y motivado porque las compañías actualmente se mueven en un mercado altamente competitivo se requiere, por tanto, del análisis continuo de las diferentes variables del DAFO.

No solo de nuestra empresa sino también de la competencia en el mercado.

En este contexto las empresas en función de sus recursos y capacidades deberán formular las correspondientes estrategias de marketing que les permitan adaptarse a dicho entorno y adquirir ventaja a la competencia aportando valores diferenciales.

Así pues, el marketing estratégico es indispensable para que la empresa pueda, no solo sobrevivir, sino posicionarse en un lugar destacado en la mente de los consumidores.

Pero la realidad creemos que nos indica lo contrario, ya que el sentido común parece no abundar en grandes dosis en el mundo de los negocios.

Por ello no nos debe extrañar que tan solo el 25 % de los planes estratégicos aportados por las empresas son los que se llevan a buen término.

Responder con éxito al interrogante, «¿disponemos de una estrategia de marketing?».

Parece ser que es difícil, ya que independientemente de que no todas las empresas se lo plantean, tiene el inconveniente de su puesta en práctica.

Por ello, una de las mayores preocupaciones de los estrategas corporativos es encontrar el camino más rápido y seguro hacia la creación de valor, entendido no solo como un resultado que beneficie a los accionistas de la compañía, sino como algo capaz de satisfacer y fidelizar a los diferentes stakeholders del mercado.

Pensemos que se sigue actuando con mentalidad del corto plazo y pensar solo en corto es asegurarse el fracaso a largo.

El éxito viene cuando obtenemos un balance positivo entre los éxitos y fracasos.

El prestigio se labra por los aciertos y por el saber hacer en las situaciones inciertas, donde el marketing inteligente tiene que decir mucho en los retos que se están planteando en la etapa actual.

¿Qué es un plan estratégico de marketing?

Partiendo de la anterior definición, nos resultará mucho más claro identificar qué es un plan estratégico de marketing.

Podríamos definirlo como el compendio de decisiones y acciones que se han de poner en marcha para alcanzar los objetivos de marketing partiendo de un completo análisis de la empresa y el mercado.

En este sentido, cuando hago referencia al análisis de la empresa considero un análisis interno de todo lo referente al marketing, es decir, las tan famosas 4 P`s del marketing que hay autores que incluso extienden a 7.

Lo fundamental sería analizar el producto, precio, promoción y distribución, aunque podemos ampliar el análisis a las personas, procesos y presencia física.

Asimismo, tendremos que analizar el mercado, considerando tanto al público (actual, potencial, nuevos nichos y segmentos, necesidades, etc.) como a la competencia (posicionamiento).

Este análisis lo podremos luego organizar en una matriz DAFO que nos permita identificar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades que tiene la organización en estos momentos.

A partir de ella, será mucho más fácil tomar decisiones y priorizar acciones, determinando cómo acabar con las debilidades y amenazas, como potenciar las fortalezas y cómo aprovechar las oportunidades.

En base a este análisis y a los objetivos de marketing de la empresa, que deberán ir alineados con los de negocio, pasaremos a organizar un plan de actuación que nos permita alcanzar las metas de la forma más óptima posible.

Si nos limitamos a plantear unos pasos a seguir pero no valoramos adecuadamente su optimización, estaremos hablando de planificación, pero no de estrategia.

Una estrategia debe contar con varios caminos posibles a seguir para luego valorar cual es el más óptimo.

Se trata las pautas a seguir para poder tomar las decisiones óptimas.

Por tanto, a continuación os resumo una estructura básica que podéis tomar como ejemplo para vuestros planes de marketing estratégico:

Análisis

  • Análisis interno de la empresa
  • Producto
  • Precio
  • Promoción
  • Distribución
  • Personas
  • Procesos
  • Presencia física

Análisis externo del mercado

  • Público
  • Competencia

DAFO

  • Debilidades
  • Amenazas
  • Fortalezas
  • Oportunidades
  • Planificación

Estrategia

  • Tácticas
  • Timing
  • Equipo
  • Organización
  • Herramientas
  • Medición

Beneficios del marketing estratégico

La razón principal por la que hacer un buen ejercicio de marketing estratégico es tan beneficioso es que la mayoría de las empresas no lo hacen, y si tú haces un buen análisis adquieres una ventaja competitiva importante debido a que:

1.- Ofreces a tu público objetivo lo que le interesa

Cuando tienes un retrato claro y nítido de tu “buyer persona” te es mucho más fácil empatizar, ponerte en su lugar y ofrecerle productos y servicios nuevos o evolucionados porque sabes los “insights” que le mueven, a qué puede estar receptivo, por qué está dispuesto a pagar más.

2.- Identificas las oportunidades

Sabes qué estás haciendo bien y mal, por qué te compran, quién satisface la misma necesidad que tú, quién ofrece un producto o servicio parecido, el rango de precios y tamaños de las empresas.

Has detectado tus amenazas y oportunidades y eso te permite ver “los huecos” que hay, la demanda insatisfecha, las tendencias en alza y avanzarte a los demás.

3.- Tienes un objetivo claro y un camino para conseguirlo

Definir objetivos es tan fácil como dar respuesta a las preguntas que quieres conseguir con tu marca, dónde quieres estar en la mente del consumidor y cuánto quieres facturar.

Los objetivos van en cascada.

De los objetivos corporativos salen los objetivos de marketing, de ahí los de cada uno de los canales y por último todas y cada una de las acciones tácticas han de responder a unas métricas y KPIs.

Una vez te has detenido en marcar las grandes directrices es mucho más fácil que los equipos entiendan por dónde ha de ir cada una de las acciones individuales para que tengan coherencia entre sí y vayan sumando como conjunto.

4.- Has decidido cómo diferenciarte

El consumidor hoy en día busca marcas con personalidad.

Apple en sus orígenes era simplemente un producto más sencillo de usar y más robusto, su usuario no tenía que complicarse la vida.

Un producto Apple es práctico, bonito y fácil.

Ojo, que no todo son historias de grandes marcas y excelencia: hay un pequeño hotel con restaurante en Dublín que se diferencia por que su propietario trollea a los clientes y eso le ha reportado millones de visitas en redes y repercusión en los medios de comunicación durante años.

5.- Sabes cuándo persistir

Por último, pero no menos importante, si marcas una buena estrategia también marcas el momento de desistir y qué hacer ante una crisis.

Te conoces, sabes si tu principal debilidad es la falta de liquidez o una maquinaria anticuada, entiendes cuál es tu misión, conoces a tus principales clientes y qué demandan.

Ejemplos de estrategias de marketing

Dentro del marketing estratégico podemos encontrar multitud de estrategias. Algunas de ellas son adecuadas para diferentes fases de vida de un producto o empresa, mientras que otras pueden ser complementarias. Estos ejemplos te ayudarán a orientarte:

Estrategia de cartera

Aquí buscamos definir y lanzar los productos más adecuados, teniendo en cuenta la rentabilidad potencial y las características de cada mercado. Además de crear productos nuevos desde cero, también es posible potenciar los ya existentes mediante variaciones de calidad, nuevos modelos o características, etc.

Estrategia de posicionamiento

La estrategia de posicionamiento de marca nos ayuda a trabajar el lugar que ocupamos en la mente del consumidor respecto a nuestra competencia.

Además en esta estrategia se trabaja: como aportar valor a los consumidores, nuestro posicionamiento actual y el de nuestra competencia, o el posicionamiento al que aspiramos y su viabilidad.

 

Estrategia de segmentación

Dentro del marketing estratégico, la estrategia de segmentación de mercado divide el mercado en grupos con características y necesidades semejantes para poder ofrecer una oferta diferenciada y adaptada a cada uno de los grupos objetivo.

Esta estrategia también nos ayuda a descubrir nuevos mercados y adaptar nuestra oferta a dicho target group.

 

Estrategia funcional

La estrategia funcional nos ayudará a tomar las decisiones estratégicas necesarias sobre las 4P del Marketing Mix: producto, precio, comunicación y distribución. Las 4P tendrán que trabajar de forma coherente entre si.

 

Estrategia de crecimiento

Nos ayudará a tomar una decisión sobre cuál es la mejor opción a seguir: estrategia de penetración de mercados, estrategia de desarrollo de nuevos productos, estrategia de desarrollo de nuevos mercados o estrategia de diversificación.

 

Estrategia de fidelización de clientes

Si la empresa se ha marcado objetivos de fidelización y desarrollo de clientes es necesario que trabaje estrategias de marketing relacional y de customer relationship management.

Éstas, ayudaran a mejorar la experiencia de cliente y a crear relaciones más duraderas y rentables con nuestros clientes.

Una vez hemos tomado todas las decisiones estratégicas pertinentes, y hemos definido nuestra estrategia de marketing (marketing estrategico).

Podemos comenzar a trabajar nuestras acciones de marketing (marketing operativo).

Es totalmente necesario saber que dirección estratégica vamos a seguir, que productos vamos a trabajar, en que mercados vamos a operar.

A que segmentos nos vamos a dirigir, que estrategia de marca vamos a seguir, que escala de precios vamos a definir, que distribución vamos a elegir, cual va a ser nuestro tono de comunicación, etc.

Únicamente después de trabajar todos estos aspectos, si queremos que nuestro marketing sea eficaz y eficiente.

Hemos de llevar a cabo las acciones de marketing de nuestra organización; como por ejemplo el lanzamiento de un determinado producto, la mejora de un servicio, lanzar una campaña publicitaria o abrir un nuevo mercado entre otras.

¿Necesitas ayuda con marketing estratégico? 

Consulta ahora la agencia que más te convenga en 360° MARKET

 

No Comments

Post A Comment