Email Marketing

Email Marketing

¡Hola lectores! ¿Cómo están? ¿Cómo van pasando su cuarentena? ¿Qué dicen las nuevas actividades que tienen? ¿Cómo van con ese curso de  páginas web en puebla?

¿Cuántas páginas web en puebla han visitado el día de hoy?

¿Tienen su top de páginas web en puebla favoritas para esta cuarentena?

¿Ustedes tienen la costumbre de revisar diferentes páginas web en puebla para una misma noticia?

Una vez en la universidad nos dieron esa lección, así que se las comparto.

Aunque en ese tiempo nos hicieron llevar un periódico.

Que digamos que son como las páginas web en puebla pero en papel.

Y eso nos lo enseñaron para ver las diferentes formas de redactar la misma noticia.

Así que imagínate ahora en internet.

Entre tantas páginas web en puebla no sabemos la cantidad de redacciones sobre la misma noticia.

Así que ya lo sabes, si quieres ver la diferente redacción que existe, consulta diferentes páginas web en puebla.

Aunque si ya estás en 360° MARKET pues ya no tienes que visitar más páginas web en puebla.

Estando aquí ya estás en lugar correcto.

¿Para qué visitar más páginas web en puebla?

No es necesario, no lo necesitas.

Ya no visites más páginas web en puebla, cuando has llegado a la correcta.

El día de hoy, seguimos con nuestro hilo de marketing.

Así es.

Aún hay  más.

Les digo que con estos temas no tenemos para aburrirnos.

Y el día de hoy vamos a ver un tema, podría decir un poco más sencillo.

No por eso deben de olvidar tomar nota.

Empezamos.

Hoy vamos a hablar de:

Email Marketing

¿Qué es Email Marketing?

El Email Marketing es una técnica de comunicación con el usuario en la que se utiliza el email para atraer a potenciales clientes.

Es un canal directo con el usuario que permite adaptar el contenido a cada consumidor y así conseguir mayor retorno de la inversión. Una buena segmentación es clave en una estrategia de Email Marketing.

De nada sirve enviar de forma masiva una información a un usuario que no está interesado en nuestro contenido.

Esta técnica es directa, pero nada invasiva, ya que el usuario ha aceptado recibirlo.

Además, contamos con gran cantidad de herramientas para medir los resultados de la campaña, como Mailchimp o Hubspot, entre otros.

Teniendo en cuenta que el Email Marketing alcanza un ROI de 4.300%, con una inversión mínima podemos obtener grandes resultados.

Motivos para utilizar email marketing

En los últimos tiempos, las redes sociales han ganado visibilidad en el marketing digital.

Sin embargo, el email marketing también puede ser una gran opción para quien recolecta direcciones de correo electrónico y quiere aumentar la relevancia de su marca entre estos contactos.

Miremos algunos motivos:

Gran alcance

Según Radicati, en 2015 existían 2,5 mil millones de usuarios de email, y la tendencia es que ese número llegue a 2.900 millones en 2019. ¡Ese número representa más de un tercio de la población mundial!

Nuestra dirección de correo electrónico concentra todas las acciones que hacemos en otros canales.

Cada vez que creamos un login en cualquier sitio, por ejemplo, utilizamos la dirección del email. Así, es una parte esencial de las actividades de un usuario en Internet.

Alcance previsible

Cuando una empresa hace un post en una red social, como Facebook, no todas las personas que siguen tu página verán tu mensaje.

Esto ocurre debido a los algoritmos que determinan qué mensajes son más relevantes para cada usuario.

Por esta razón, el alcance de los posts en redes sociales no es previsible. Es decir, tú no tienes control de cuántas personas realmente ven tu post.

En el email marketing, no sucede lo mismo. Una de las grandes ventajas de este canal es su alcance predecible.

Esto significa que si seleccionas 100 direcciones de email para enviar tu mensaje, todos los 100 recibirán tu email en la bandeja de entrada (a menos que haya algún problema técnico, pero trataremos de este asunto más adelante).

Formato flexible

El email es la pantalla en blanco que todo profesional de marketing digital busca. Los mensajes enviados por email no tienen límites de caracteres, pueden contener imágenes y hasta GIF.

Un email puede ser hecho con plantillas e incluir elementos gráficos, o puede contener sólo texto, como si estuvieras escribiendo mensajes personales para todos tus contactos.

A través de él, puedes comunicar mensajes cortos, incluir varios enlaces a las páginas web, o contar una larga historia. Por lo tanto, ¡el email puede tener el formato que deseas!

Obviamente, hay buenas prácticas a seguir a la hora de escribir y hacer el diseño de un email. ¡Pero abordaremos este asunto un poco más adelante!

Alto rendimiento financiero

Para empezar una estrategia de email marketing, necesitas sólo 3 ingredientes: un dominio (por ejemplo, “rockcontent.com“), una herramienta de email marketing y una persona para que ejecute la estrategia.

Elegir una buena herramienta de email marketing es esencial.

Hay varias opciones en el mercado que atienden a todos los niveles de necesidad, incluyendo herramientas gratuitas como Mailify, que permite enviar campañas de email y SMS marketing automatizadas, por separado o combinando secuencias automáticas.

Para contextualizarte un poco más con esta herramienta, Mailify se destaca sobre todo por su editor gráfico, un email builder muy sencillo e intuitivo, para crear plantillas de newsletters, landing pages o formularios.

Además tanto la aplicación como el soporte técnico están disponibles en español, portugués, inglés y alemán.

Al enviar tus campañas puedes consultar informes en tiempo real para medir los resultados. Y sincronizar Mailify con otras herramientas como WordPress, Prestashop o Magento.

Pero bueno, solo para que sepas, independiente de la herramienta que elijas, la inversión no será muy alta.

Por eso, el email es el canal de marketing digital que presenta mejor retorno financiero, no necesitas invertir mucho inicialmente y tienes la posibilidad de generar un gran volumen de ingresos.

Tipos de correos electrónicos

De acuerdo al uso que se les dé, estas son algunas formas en las que se pueden catalogar los correos electrónicos:

Emails ocasionales

Los correos electrónicos ocasionales se envían cuando sea necesario, de acuerdo con el ritmo de tu negocio.

Las newsletters o boletines informativos por lo general presentan las noticias de tu compañía (nuevas característica o servicios) y/o resumen lo mejor de tu blog.

Te permiten permanecer en la mente de tus destinatarios e inspirarlos.

Las campañas de correo electrónico están más enfocadas en marketing y ventas.

Una campaña puede constar de 3 a 10 correos electrónicos durante varios días o semanas.

Por ejemplo: una oferta para el día de las madres, ofertas especiales para la temporada de vacaciones, el lanzamiento de un nuevo producto, etc.

Emails automatizados

Los correos electrónicos automatizados pueden ahorrarte tiempo y dinero.

Estos correos electrónicos se personalizan de acuerdo con la información que tienes sobre un contacto.

Por ejemplos, se pueden enviar automáticamente en respuesta a una actividad de contacto específica, como realizar una compra o suscribirse a un boletín informativo.

Lo bueno de los emails automatizados es que nadie necesita estar físicamente presente para presionar «enviar».

Tú creas y defines un modelo de correo electrónico que se enviará directamente a tus destinatarios en respuesta a tus condiciones de «desencadenante» predefinidas.

Hay dos tipos de correos electrónicos automatizados:

Los correos electrónicos transaccionales, como su nombre lo dice son enviados después de una transacción.

Estos son, por ejemplo, correos electrónicos de confirmación de reservaciones, emails de bienvenida cuando alguien se suscribe a tu boletín informativo o los mensajes que son enviados para restablecer una contraseña.

Correos electrónicos de marketing automation: el contenido de estos correos electrónicos está determinado por las acciones (o actividad «desencadenante») del destinatario.

Por ejemplo,  enviar automáticamente un documento técnico a un cliente potencial que asistió a tu seminario web.

Los 4 fundamentos del email marketing que debes tener presentes

1) Objetivos SMART y una estrategia de contacto

Vale la pena volver a los básicos para establecer objetivos SMART. El email marketing es una de las técnicas que los marketers usan cuando necesitan salir de un apuro e incrementar ventas y conversiones.

Pero como dice el refrán, no llega antes el que va más rápido, sino el que sabe dónde va.  Y los profesionales del marketing debemos tomar nuestro tiempo para establecer los objetivos de cada email. Aquí es cuando entra la técnica SMART:

Specific (específico)

Measurable (Medible)

Achievable (realizable)

Realistic (realista)

Timed (tiempo)

Los objetivos SMART te permitirán definir KPIs claros, las estrategias de contacto para cada campaña o email programado y la frecuencia con que se envían los emails a los suscriptores o bases de contactos y en respuesta a qué eventos.

 

2) Las 3 Vs para conseguir registros vía email

Hay muchas técnicas para hacer crecer tu base de suscriptores y es vital que aproveches al máximo tus propios medios y consigas emails de contacto gracias a nuevos registros.

Ten en cuenta las 3Vs para esto.

Visibilidad. Es bastante obvio, pero asegúrate que el método de suscripción y los CTAs son evidentes.

Algunas ubicaciones potenciales son la página principal, en las páginas de producto o destino, en los perfiles de redes sociales, en las páginas de confirmación de la transacción, en los emails transaccionales, entre otros lugares.

Valor. ¿Por qué debería alguien suscribirse? Enumera los beneficios en el email que envíes.

Velocidad. Provoca que el registro del email sea un acto rápido. Pon un formulario sencillo donde la persona deje su email y con un solo clic en un botón se le dará la respuesta rápida a lo que quiere el consumidor.

No pongas primero un botón que te lleve a otra landing, donde se realiza la suscripción, sino complicas el proceso y puedes perder contactos potenciales por el camino.

 

3)  Identifica las métricas correctas

Si tienes los objetivos claros, entonces, estos deben revelar las métricas adecuadas para trackear.

Las métricas de email marketing se pueden dividir en dos tipos: las de proceso y las de resultados.

Unas cuantas de cada tipo:

Métricas de proceso. Este tipo de dan indicadores de tendencia a lo largo del tiempo, pero por sí mismas no necesariamente indican que la campaña haya tenido éxito. Algunos ejemplos son:

Accepted rate. El porcentaje de correos entregados respecto el número de enviados.

Bounce rate. El porcentaje de emails no entregados.

Open rate. El portentaje de correos abiertos.

Click-through rate (CTR). El porcentaje de destinatarios que han hecho clic en alguno de los enlaces que contenía el email.

Click-to-open rate (CTOR).

Es el porcentaje de destinatarios que han hecho clic en alguno de los enlaces que contenía el email dividido por la cantidad de correos abiertos, y se multiplica el resultado por 100.

Así se puede evaluar la calidad del contenido y el nivel de engagement.

Métricas de resultados. Miden los objetivos de una empresa o marca y son un mejor indicador del éxito de una campaña de email marketing. Algunos ejemplos son:

Nuevos suscriptores o tasa de registro.

Tasa de conversión. El porcentaje de destinatarios que se registran según el objetivo del correo electrónico.

Valor de una dirección de correo. Promedio de la vida útil de un email. Se usa este kpi para determinar cuánto dinero se está dispuesto a invertir en la obtención de un nuevo cliente.

Costo por adquisición. El monto promedio requerido para adquirir un registro o cliente.

Retorno por email. La cantidad de ingresos obtenidos durante una campaña dividido por el número de emails entregados, abiertos o clicados.

Retorno por cliente. El promedio o la mediana de los ingresos generados a través de todos los miembros de la base de contactos o los que se convierten.

Valor medio del pedido.

Valor de tiempo de vida. El dinero que un suscriptor llega a gastar contigo durante su tiempo de vida en tu base de contactos.

4) Las 3 Vs de darse de baja

Las 3 Vs no solo se aplican a la captación de registros, sino también a los procesos de darse de baja o la anulación de la suscripción.

Visibilidad. No lo pongas en fuente minúscula. Que se vea bien la opción para que los destinatarios puedan darse de baja fácilmente.

Valor. Ofrece a las personas que se quieren dar de baja un proceso de preferencias fácil de usar. Esto permitirá a los destinatarios cambiar su dirección de registro, alterar la frecuencia de envíos de correos o las preferencias del contenido.

Esto les permite actualizar sus datos de forma rápida. También puedes ofrecer que se contacte con ellos mediante otras vías, como por SMS o por correo directo.

Velocidad. Una vez más, debe ser rápido darse de baja. Optimizado para móviles, sin necesidad de iniciar sesión y sin esperar dos semanas.

 Define la estrategia

Ahora llega el momento de definir cómo alcanzarás esos objetivos que ya trazaste.

Cuando haces la estrategia tiene que encontrar un equilibrio entre lo estratégico y lo creativo, pues no solo se trata de enviar un email a un segmento que se muestra interesado en uno (o varios) de tus productos, sino de cómo presentas la información que quieres transmitir.

Si trabajamos con el ejemplo anterior de ofertas de verano para vender todo la mercancía de la temporada pasada, tu estrategia puede ser:

Ofertas especiales para aquellos que se suscriban a tu newsletter.

Ofertas especiales para tus antiguos suscriptores.

Define el contenido

Perfecto, ya sabes qué quieres hacer y cómo hacerlo, ahora toca definir de qué forma enviarás la información, este punto es muy importante, porque es decisivo pues un gran porcentaje del éxito o no de la estrategia se lo lleva la forma en la que presentas el mensaje.

Todo dependerá de tu público objetivo, la forma en la que se comunican y tu tipo de producto, pero debes tenerte un poco acá y pensar bien cómo lo enviarás, porque luego presionar “send” no hay vuelta atrás y por un mal mensaje puedes perder una venta.

Por ejemplo, si continuamos con el tema de las ofertas de verano para vender todo la mercancía de la temporada pasada, un buen contenido puede ser

Envío de outfits con las piezas que tienes en descuentos

De artículos (entradas de blogs) donde se muestren tendencias de verano donde incluyas tus productos.

Y de ofertas especiales por pocos días con un URL exclusivo para los suscriptores.

Define la frecuencia de los contenidos

Encuentra el equilibrio, lo ideal debe ser uno a la semana, pero si es contenido de calidad y que de verdad no aburra a tu audiencia de recibirlos.

Por otro lado, si no tienes contenido de calidad ya pensado y hecho, es mejor que hagas el envío de correos cada quince días o una vez al mes, pero dedicando el suficiente tiempo a la creación de este contenido de calidad que necesitas.

Organiza un calendario de envíos

Luego de que ya sabes qué vas a enviar y con qué frecuencia, ahora debes definir los días exactos y qué contenido enviarás.

Recuerda que debes ser lo suficientemente dinámico para no aburrir a tus suscriptores y lograr que lean tu correo, así que ponte creativo.

Anatomía del Email perfecto

Te daremos unos consejos prácticos para que armes tu email perfecto desde el título hasta el cuerpo y así logres la mayor cantidad de ventas por este medio ¡comenzamos!

El título o asunto del mensaje

Digamos que es la primera impresión que le das a tu suscriptor, por lo tanto, tiene que ser lo suficientemente llamativo para que haga el clic y abra el correo.

El asunto debe ser breve (no más de 50 caracteres), pero potente,  lo suficiente para que la persona no se resista a abrir el email.

Haz el email personalizado, es decir, utiliza el nombre de la persona en el texto que ven debajo del asunto, de esta manera, se sentirá mucho más tentado a abrir el correo, pues da la sensación que es una oferta exclusiva para él.

Revisa el texto

Un error ortográfico te puede costar una conversión, así que revisa con lupa la ortografía y la gramática de tu email. También cuida que el texto no sea demasiado extenso, recuerda que tendrás pocos minutos de atención, así que debes ser claro y conciso con lo que deseas decir.

Menos es más

Aquí y en Pekín, así que no pierdas el tiempo abusando de las imágenes y de las informaciones que darás en el correo. Sé claro, breve y directo, tus lectores te lo agradecerán.

No te olvides de ti

Aunque no queremos ser invasivos, ni hablar todo el tiempo de nosotros, debes incluir tu logo y nombre en el cuerpo del email, de esta manera, estarás potenciando la recordación de tu producto en el consumidor.

También debes poner un link de “ver en la web” por si algunos usuarios tienen problemas para ver el correo.

Así mismo, te recomendamos colocar al final del email toda la información de contacto posible, emails, página web, teléfonos, dirección, etc. así facilitas y das a conocer los lugares y canales para comunicarse contigo sin hacer demasiadas búsquedas.

Concéntrate en el mensaje

Haz que el centro de la atención esté en el mensaje y en lo que quieres comunicar y sobre todo en lo que quieres vender o promocionar. Ten mucho cuidado con las imágenes para que no sobrecargues el email y pendiente con su peso, porque si pesan mucho hay servidores que de una te bloquean.

Botones a las Redes Sociales

Al incluirlos facilitas la viralidad del contenido, así como que sea compartido con otros usuarios que también pueden estar interesados en tu producto o servicio.

Botón de darse de baja

Aunque lo que menos queremos es que un usuario se dé de baja, debemos incluirlo al final de nuestro email, por si algún usuario toma esa decisión.

No tener una estrategia de marketing por correo electrónico significa perder oportunidades de ventas y la oportunidad de fortalecer sus lazos con los clientes.

Así que si estás listo para planificar tus campañas de email marketing, tenemos la mejor solución para ti.

360° MARKET.

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment