El marketing escogió

Diseño de Marca en Puebla

El marketing escogió

¿Qué pasa, chavales? ¿Cómo se encuentran el día de hoy? espero que estén de maravilla, yo estoy muy feliz de estar un día más con ustedes para contarles otra aventura de mi emocionante vida, aunque a veces es un poco aburrida, pero de vez en cuando también hago actos un poco divertidos para darle un poco de picazón a este recorrido que todos tenemos que realizar llamado vida. De igual forma, espero que se estén abrigando muy bien porque estos fríos cada vez están más fuertes, en verdad, la temperatura ha ido disminuyendo día con día y según las noticias, y varios reportes del clima, esto se va a poner peor. Así que yo les recomiendo que se metan en una página web en Puebla en donde puedan conseguir ropa de temporada a buen precio y puedan abrigarse bien ya que si no lo hacen pueden contraer una enfermedad en las vías respiratorias que puede complicarse, esto ocasionaría que las fiestas decembrinas las pasarán con ciertos cuidados, y vamos, yo sé que ninguno de ustedes, ni yo, quiere eso. Entonces, por qué dejar que pase algo cuando lo podemos prevenir, recuerden igual que enfermarse implica muchos gastos, medicamentos, doctores, tiempo, mejor abríguense bien, cómprense una chamarrita una bufanda, un gorrito, unos buenos calcetines o calcetas. Déjenme decirles que en una página web en Puebla hay varios tipos de estas con diseños bastante navideños, se ven un poco ridículos, pero cuando se trata de estar calientitos, sus pies de seguro se los van a agradecer, yo me acabo de comprar unos de Rodolfo el reno que ¡ay, papaya de Celaya! ¡Cómo están bonitos! No voy a la tienda con ellos, verdad, pero si los ando presumiendo con mi mujer.

Diciembre es un mes en el que se festejan muchas cosas por mi parte y la de mi familia, se encuentra el día de la virgen de Guadalupe que es totalmente opcional y es según las creencias de cada uno, a mi familia sí le gusta celebrarlo y suele ir a una iglesia en especial a dejar un ramo de flores, de hecho, son como cinco ramos de flores pero esto, lo vuelvo a repetir, es dependiendo cada uno y es totalmente respetable si alguien lo celebra o no, también tenemos Navidad, Nochebuena, año nuevo y yo tengo una infinidad de cumpleaños de varias personas importantes en mi vida. Todo esto hace que mi dinero se consuma como agua.

Se hace viejito mi viejo

El día de ayer fue el cumpleaños de un tío que quiero como un padre, es una persona que siempre ha estado al pendiente de mí y yo sé que me quiere mucho, el cariño es mutuo, por este motivo yo quería darle un buen regalo y una buena sorpresa en compañía de su esposa e hijas. Decidimos organizar algo muy bonito, a mi tío le gusta mucho la comida italiana y la cerveza, se parece mucho a mí en ese sentido así que con base en esto me puse a buscar alguna estrategia de marketing digital en Puebla que promocionara estos servicios, entonces, gracias a esto encontré un restaurante en el centro histórico que es bastante popular en la región, no dudé mucho e hice una reservación. Antes que nada consulte la opinión de toda su familia para saber si les parecía una buena idea o no, todos me dijeron que sí pero que primero le iban a hacer una pequeña comida con unos de sus amigos, después de esto podrían ir a cenar a dicho lugar, a mí me pareció perfecto, pues en el transcurso del día yo pude hacer otras cosas que tenía pendientes como también pude irle a comprar un pequeño presente para la ocasión.

Para el presente que quería darle me basé en su estilo y así eran las cosas que iba buscando, camisas, pantalones, tabacos, puros, perfumes, etc.  Ya es una persona un poco mayor, entonces no me puedo ir mucho a lo básico, pero hay buenas tiendas con un diseño de marca impecable en Puebla que se dedican a esto. Busqué en internet sus páginas web y vi lo que podían ofrecerme. En una tienda me interesó mucho una camisa con un color bastante serio y unos zapatos que yo sabía que le iban a quedar muy bien, no tenía mucho tiempo disponible entonces a través de su página web los aparté y les envié un mensaje diciendo que iba para allá en menos de una hora para que no me los fueran a ganar y ya me los tuvieran listos así yo ahorraría tiempo y me sería posible realizar otras cosas.

Agarré dinero de mi cochinito que ya se estaba quedando vacío, eso me estaba empezando a preocupar porque de todo el dinero que ahorré se estaba desapareciendo como por arte de brujería, aún tenía un poco pero sabía que conforme pasaban los días de este mes se iba a ir gastando más y más. Llegué a la tienda y ya tenían todo listo, me atendieron muy bien y me ofrecieron más cosas por si no había tenido suficiente con los zapatos y con la camisa, yo les dije que por el momento les ibas a ser sincero, pero no tenía mucho efectivo disponible, ellos forzosamente me querían vender y los entiendo, ese es su trabajo, y por poco lo consiguen, estuve a punto de sacar mi tarjeta y comprar un pantalón que se veía increíble, era como de los años 80 pero un poco más ajustado y a mí estos pantalones me encantan, con unos buenos mocasines se hubieran visto perfectos, pero recapacité y recordé que no me quedaba mucho dinero así que tenía que planear bien todos mis gastos y hacer que me durará para todo los festejos que faltaban, todavía tenía que pagar la cena y ahí no sabía cuánto dinero iba a ser lo necesario, pero ya iba preparado para soltar una buena cantidad de billetes porque conozco a mi familia y son muy tragones todos.

Llegó el momento de la cena, yo decidí invitar a mi novia para que ella pudiera compartir este momento conmigo, ya que era una fecha importante y ella también es muy importante para mí, tomé una ducha y me puse bastante perfume para estar presentable para la ocasión, me puse guapo, me fui a la peluquería y me corté el cabello de una manera bastante atractiva, no quiero echarme muchas flores pero me veía bastante galán.

Las entradas

La reservación era para las 8 p.m. y mi novia y yo llegamos 7:30 p.m. para que todo saliera en orden y no nos fueran a ganar la mesa, porque en Puebla esto es muy común en un restaurante en algún bar, si no llegas antes cuando hiciste una reservación o, venden tu mesa sin importar que tú hayas marcado antes para apartar. Es algo que habla muy mal de la organización y su diseño de marca en Puebla disminuye, pero como aquí ya estamos acostumbrados a este tipo de cosas no le damos tanta importancia, esto es un error que nosotros cometemos pues con dichos sucesos podríamos hacer algo al respecto para exigir el servicio que nos deberían de dar, si nosotros nos ponemos en un plan un poco pesado es seguro que vamos a conseguir lo que nos merecemos, pero a veces somos muy dejados y gracias a esto los restaurantes siguen cometiendo este tipo de actos indebidos.

Como fuimos los primeros yo pedí la carta para hacer un pedido de alguna entrada o de alguna botanita rica para que el tiempo de espera no se nos hiciera tan largo, también lo hice porque sé que mi novia igual come como troglodita y no quería que se pusiera un poco enojada al esperar tanto.

Todo se veía riquísimo, sobre todo la cuestión de los mariscos, había camarones empanizados, y unos calamares que igual eran empanizados pero tenían un nombre diferente, el tipo de preparación era distinta y era algo que yo no había probado así que me causó mucha curiosidad e hice un pedido, también había unas croquetas rellenas de jamón serrano que se veían exquisitas, el mesero me explicó que ese platillo no era precisamente italiano, sino que venía de España pero debido a la alta demanda que tienen en las pizzerías estos decidieron agregarlos a su menú. No podía quedarme con las ganas de probar estas cosas así que igual pedimos una orden, a partir de este momento cell sintió el verdadero terror, pues nada más de esos dos platillos ya llevaba $400 gastados, aparte pedimos algo de tomar, mi novia se quiso ver un poco exclusiva y refinada así que pidió una copa de vino, no recuerdo cuál pero no le tomé mucha importancia ya que esta bebida a mí no me gusta a mucho, yo solicité mi clásica cerveza indio, nunca podía faltar, con un vaso escarchado de limón y sal, estas cosas como me matan y nunca las cambiaría por nada del mundo, yo creo que es mi bebida favorita al igual que el agua de horchata, claro que la iba a probar de ese lugar pero por el momento se me había antojado una cervecita para abrir apetito y pudiera comer más, no sé si esto era una buena idea o yo solito me estaba poniendo la soga al cuello. También le pude echar un vistazo a las pizzas y se veían deliciosas había como de 20 Sabores distintos por decirlo así o no sé cómo se les diga, pero el chiste es que había muchísima variedad de pizzas, estaba desde la clásica de pepperoni, la de 4 quesos y hasta una muy especial que se llamaba añafil, está incluía queso parmesano, requesón, aceitunas negras, alcachofas tocino y jamón. Las pizzas no tenían un precio tan elevado, la mayoría rondaba entre los $150 y la más cara se encontraba en $280, también había pasta y se veían deliciosas, yo pensaba solicitar la clásica pasta a la boloñesa porque a mí me encanta la carne y la salsita que le echan, ¡Santa madre!, es exquisita.

Con base en lo que había visto, en mi mente empecé a diseñar un menú de todo lo que podíamos pedir para que a la hora de la verdad y de pagar las cuentas no me fuera a dar un infarto, y aproximadamente me iba a gastar entre unos $1500 o $1800. Se me hacía una cantidad bastante cordial de acuerdo al número de personas que iban a llegar y al tamaño de su estómago, pues como les comenté hace un momento, comen como pelones de hospicio. Las entradas que pidió mi novia se fueron como agua, se acabaron muy rápido pues teníamos mucha hambre e influyó que las croquetas estaban deliciosas, en verdad, el jamón Serrano es algo que a mí no me gusta mucho por su sabor salado pero en la combinación de este platillo estaba delicioso. Los calamares si no me gustaron mucho, pues sabían mucho a masa a mí parecer, se pasaron de empanizados y les faltaba saber un poco más a marisco, si le ponías varias cosas, varios aderezos y los llenabas de limón el sabor mejoraba un poco, pero aun así, creo que no es algo que vuelva a pedir en dado caso de que yo llegara a regresar a ese restaurante. Mi familia comenzó a llegar alrededor de 10 para las 8:00m p.m. fue perfecto pues así nosotros no teníamos que pedir más cosas y yo no me gastaba de más, de hecho ya me estaba viendo negras cuando mi novia me dijo que si podía pedir otra cosa, no supe decirle y me hice el tonto por un momento, este plan siempre funciona.

En el momento en el que llegó mi tío me comentó que este restaurante lo había visto en Facebook, que a cada rato le aparecían las promociones que éste tenía y me di cuenta que el marketing digital en Puebla hace efecto hasta en las personas mayores sin necesidad de que estos sean unos expertos en la tecnología, esto es una gran ventaja de estas herramientas y por eso hago tanto hincapié en que todos nosotros debemos incluir nuestros negocios en estas estrategias y les debemos diseñar una página web en Puebla para que casi todo el mundo nos conozca, hasta las personas de mayor edad o que nosotros pensemos que no vamos a llegar a ellos, si usamos una buena estrategia todo es posible y podemos estar al alcance de todos.

La esposa de mi tío me dijo que era un lugar muy bonito, era muy familiar y aparte olía riquísimo, esto es algo obvio pues es un restaurante italiano y todo el tiempo están cocinando pizzas, y vamos, a quién no le gustan las pizzas, creo que a todo el mundo le fascinan estos alimentos. La mayoría de mis familiares calificó bastante bien el diseño de marca en Puebla de este lugar, que ya es de mi confianza y si quiero algo seguro siempre acudiré a esta pizzería. Llegó la hora de la verdad, llegó el momento de ordenar, todos vieron la carta y escogieron lo que más se les antojaba, obviamente la pizza era para todos y no cada quien iba a pedir la suya, imagínese eso, mi familia sería una familia con bastante sobrepeso.

Afortunadamente sólo pedimos 4 pizzas y 4 platos de pasta, llegamos a un acuerdo en el que todo lo podíamos compartir, aparte de esto pedimos otras tres entradas, yo les recomendé las croquetas de jamón serrano y no lo dudaron, solicitaron un platillo de estas, también pidieron unos camarones a la diabla y otro platillo que no recuerdo qué era pero de igual forma eran mariscos, de tomar cada quien se pidió una cerveza y yo fui el más sano pidiendo un vaso de agua de horchata, no me podía ir de este lugar sin haberla probado.

Agradecido con el de arriba

Mientras nos llevaban los alimentos comenzamos a platicar entre nosotros, mi hermana llevó a su hija y también a su novio, también mis primas llevaron a sus novios, así que cada quien llevaba a su pareja, era un ambiente bastante familiar y yo me sentía muy a gusto ahí, era muy feliz pues tenía alrededor de mí a las personas que más quiero en mi vida. Por momentos como éste te das cuenta que la vida es muy bonita y valen la pena todos esos momentos amargos que a veces pasamos, sólo basta estar sentado en una mesa con personas que quieres y que sabes que a ti te quieren, hay que agradecer siempre estos momentos porque son únicos y hay días en los que desgraciadamente todo esto va a desaparecer, o va a hacer falta alguien en la mesa, un lugar se va a quedar vacío y en ese momento nos vamos a arrepentir de no haberle dicho lo mucho que nos importa o lo mucho que lo queríamos, sin importar quien sea, así que yo les recomiendo limar todas las asperezas que tengan con algún ser querido y ofrecer una disculpa, o perdonar, en dado caso de que así sea, porque lo vuelvo a repetir no sabemos en qué momento dejemos de estar completos y alguien nos haga falta.

Las entradas empezaron a llegar poco a poco y se veía que todos ya tenían bastante hambre pues, no duraron ni 10 minutos en la mesa, afortunadamente las pizzas no tardaron mucho en llegar al igual que las pastas, así que no hubo necesidad de pedir más entradas, nos trajeron nuestros platos y nuestros cubiertos para comer como gente civilizada la pizza, a mí la verdad esto me importó poco y me la comí como si fuera una pizza de Dominós o de cualquier otra pizzería comercial, con la mano como debe de ser, y como Dios lo ordenó.

El tiempo iba corriendo, los alimentos se iban agotando y mi panza se iba llenando. Bien dicen que barriga llena corazón contento, o como sea el dicho tan popular aquí en México, el punto es que yo me sentía muy feliz de haber comido estos exquisitos platillos alrededor de toda esta gente bonita. Sin que nadie se diera cuenta empezar a calcular cuánto dinero sería aproximadamente, según mis cuentas todo iba de acuerdo a lo planeado, pero perdí el número de bebidas que se tomó cada quien y este era un factor importante que podría alterar el resultado final de mi cuenta imaginaria, doy gracias a Dios de que nadie haya pedido postre, pues éstos estaban muy caros, el único que pidió un plato dulce después del plato fuerte fue mi papá y eso que el restaurante se lo regaló. Fue algo muy bueno que habla muy bien de esta organización y que a su diseño de marca en Puebla le suma bastantes puntos, el obsequio fue un pequeño pastelito decorado con su nombre y una leyenda que decía: ¡Muchas felicidades! Esperamos que te la hayas pasado increíble en compañía de toda tu familia. Es un gesto sencillo pero que se agradece bastante. Llegaron los meseros, le cantaron las mañanitas, le dieron un Shot de cortesía de no sé qué bebida alcohólica pero al parecer estaba bastante fuerte por los gestos que hizo mi tío al final de tomárselo, y para acabar su celebración, los meseros le llenaron la cabeza canosa de espuma, fue un hecho bastante gracioso y todo esto lo compartí en mis historias de Instagram para que la gente pudiera ver este momento tan divertido.

Terminamos de comer, terminamos de reír y llegó el momento de partir, no sin antes haber pagado todo lo que habíamos consumido, para esto yo tenía una idea de cuánto es lo que habíamos gastado. El mesero que nos atendió la llevó, otra vez, no sé por qué, no pude calcular correctamente todo lo que habíamos consumido, me faltaron $500 para poder atinarle, el total fue de $2300. No les voy a mentir sentí que mi corazón se detuvo por un pequeño instante, pero estaba contento de haber celebrado de esta manera el cumpleaños de esta persona tan querida y tan importante en mi vida, valía la pena todo esto, afortunadamente uno mi hermana se ofreció a cooperarme con algo de dinero. También su novio tuvo la intención de hacerlo, al igual que mi novia, pero ellos dos si les rechacé este tipo de apoyo porque era algo más familiar, que mi hermana y yo teníamos que pagar, esto fue un muy buen detalle de su parte pero no me iba a sentir muy cómodo aceptando. Así que entre ella y yo pagamos la deuda.

Al finalizar mi tío me dio un abrazo muy efusivo y me dijo que se la había pasado increíble, mi tía también me dijo lo mismo y me agradeció bastante el haber hecho este este detalle por ellos, yo le dije que no tenía nada que agradecer, pues lo hacía con todo mi cariño y con todo el amor que les tengo a ellos, son momentos que se te quedan grabados por mucho tiempo, que tu sabes que no lo cambiarías por nada.

Llegó la hora de despedirnos, camaradas, espero que les haya gustado este pequeño relato, este pequeño blog que lo hago con tanta alegría. Les mando un saludo y espero encontrarnos muy pronto para hablar de más estrategias de marketing digital en Puebla relacionadas con mi vida. Nos vemos hasta la próxima. Chao. @ElChelepoblano

No Comments

Post A Comment